martes, 12 de septiembre de 2017

Paciente Crónico Avanzado: NECPAL 3.0

Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar. Elliot Gould Aprovechando la inclusión de la herramienta NECPAL en la Historia Clínica de Salud Electrónic de la Comunicad Valenciana (ABUCASIS), hemos iniciado unas sesiones relacionadas con la identificación, abordaje y plan de actuación ante los pacientes en situación de complejidad y/o Avanzados.
La utilidad más relevante del NECPAL o delos instrumentos similares consiste en identificar precozmente a personas con necesidades de atención paliativa y pronóstico de vida relativamente limitado(en la llamada “primera transición”) en servicios de salud y sociales con el objetivo de mejorar activamente su atención, instaurando de manera gradual y progresiva una “visión” o “enfoque” paliativos, con énfasis en la mejora de calidad de vida, con una atención integral y centrada en la persona que responda a todas las necesidades y que combine una evaluación multidimensional y el inicio de un proceso de Planificación de decisiones anticipadas, explorando valores y preferencias de los pacientes, la revisión de situación de enfermedades y tratamientos, y también de atención integrada y gestión de caso, con la participación activa delos pacientes y familias, y del equipo y equipos involucrados en el sector, y la promoción de los derechos de los pacientes a una atención integral e integrada. La revisión de las dimensiones presentes en el NECPAL permite elaborar una aproximación multidimensional como “checklist”. En servicios con elevadas prevalencias de estas personas, se recomienda realizar screening para determinar su prevalencia, y adoptar medidas sistemáticas de mejora de calidad (formación, protocolización, y cambios en la organización), tomado de NECPAL 3.0, texto completo en pdf.

Ideas clave del instrumento NECPAL:
  • NECPAL identifica necesidad de atención paliativa.
  • No es un índice pronóstico.
  • Abre la puerta a una «perspectiva paliativa» gradual, centrada en la calidad de vida, asociada al resto de medidas existentes.
  • No identifica necesidad de recursos específicos de cuidados paliativos.
  • No contraindica planteamientos curativos.
Lo interesante de este instrumento o de otros similares es que, de forma pragmática, identifican precozmente a pacientes con necesidades paliativas en todos los servicios (muy especialmente los ubicados en la comunidad) y promueven una mejora en la atención paliativa generalista. Detectar un paciente con este tipo de necesidades no es más que un primer paso. Una puerta que abre otras encaminadas a una atención integral y de calidad.
  1. Revisión de las patologías o condiciones; estadificación, pronóstico, etc. En esta tarea no es infrecuente precisar la ayuda de otros especialistas.
  2. Evaluación multidimensional del caso, también con la ayuda, si fuera preciso, de otros especialistas en áreas concretas (trabajadores sociales, psicólogos, etc.).
  3. Identificación de los valores, preferencias y expectativas del paciente y de sus cuidadores. En muchas ocasiones, la revisión previa de las patologías ayuda al paciente y a su familia (y al profesional) a tomar conciencia de lo que está pasando y puede facilitar este diálogo de una forma honesta y clarificadora. Es el momento, además, de resolver cuantas dudas tenga el enfermo o su familia sobre su proceso; es sorprendente lo que algunos enfermos desconocen de sus patologías, de sus causas, de sus pronósticos… Y la cantidad de decisiones que deben tomar a partir de un conocimiento que no tienen.
  4. Planificación de Decisiones Avanzadas, fruto de un proceso reflexivo y evaluativo iniciado en los puntos anteriores, que no se detallan aquí, pero se entiende que la figura del EAP es esencial.
  5. Revisión de los tratamientos, adecuación y racionalización de los tratamientos prescritos. Es momento para ordenar, acomodar, «desprescribir», etc. Siempre de acuerdo con todo lo previo y teniendo claro que el objetivo es el paciente, protegerlo y adecuar su terapéutica a los objetivos que se han consensuado.
Los médicos de familia no trabajamos solos, sino en equipo. Plantearse trabajar en estas etapas vitales llenas de incertidumbre e inestabilidad tiene repercusiones no solo en la práctica individual, sino que trasciende las dinámicas de equipo, las relaciones con otros dispositivos. (Tomado de Limón E.AMF 2014;10(5))- Med Clin. 2013;140(6)241-245.

No hay comentarios: