domingo, 5 de abril de 2020

Día a Dia de Atención Primaria: 12 de Abril

El antes y el despues del 12 de abril: día de la Atención Primaria.
Desde la mayoría de los Centros de Salud hemos establecido cambios organizativos para adaptarnos a la situación cambiante que la situación de Alerta COVID-19 nos ha condicionado. Cambios que con variaciones locales están intentando mantener aquello que nos caracteríza: Nuestra visión longitudinal de la atención centrada en la comunidad: y como en esta entrada en la página de semFyC se indica ¡porque somos médicos y enfermeras de familia y los conocemos!: ..."un filtro atendido por Enfermera o Fisioterapeuta y Residente de medicina o enfermería de familia y los pacientes con síntomas respiratorios eran atendidos en consultas separadas. Desde el principio se intentó llamar por teléfono a los ya citados para evitar que acudieran al centro; en cuatro días, las agendas eran citas telefónicas y hemos hablado tanto con los pacientes que han solicitado la cita como a pacientes mayores o con factores de riesgo que cada uno de nosotros conoce bien y nos preocupaba el que pudieran tener síntomas, sobre todo de esos que no estaban en las guías (algias, dolor de garganta, febrícula, diarrea, malestar, cuadro confusional subagudo). Hemos rastreado las historias de pacientes atendidos en las dos últimas semanas de febrero que nos preocupaban"...
Si se nos pregunta que está haciendo la Atención Primaria ahora, la respuesta es lo mismo que solía hacer antes y después del día de la Atención primaria, y del día del inicio de la crisis COVID-19: "Resolver las necesidades de la población a la que asiste, en el momento, el lugar y por el profesional más adecuado para su correcta atención y cuidado", esó sí ahora manteniendo la distancia de seguridad y con los medios de protección a nuestro alcance., y seguimos manteniendo:
  1. Una Atención directa presencial a demanda de los pacientes que así lo necesitan y acuden a nuestros centros de salud por motivos asistenciales: tras realizarles un cribaje, estos serán atendidos por un profesional sanitario y diferenciados entre demandas por patología respiratoria o no.  Se les aportará  mascarilla de protección y guantes, y se les preguntará sobre síntomas respiratorios previos, en caso de acudir por procesos  no respiratorios.
  2. Una Atención directa presencial de los pacientes que precisen la realización de técnicas de diagnósticas de enfermería, analíticas, controles INR, tratamientos específicos y cuidados de enfermería, etc... Planteando estrategias de contención en aquellos casos de controles analíticos y/o pruebass  de seguimiento que puedan ser demorados y/o eviten la salida de su domicilio en pacientes vulnerables.
  3. Una atención directa a demanda en domicilio médica y/o de enfermería, según la necesidad en pacientes que precisen valoración clínica y/o cuidados en domicilio. Siempre manteniendo las normas de seguirdad, avisando al cuidador antes de ir al domicilio para que el o la paciente, si puede, nos espere en la entrada. Si es posible, que hayan ventilado la estancia, y si tienen algún mueble, que lo desocupen y lo limpien con lejía para poder dejar el maletín o las cosas que llevamos, se pongan la mascarilla si la tienen (nos llevaremos siempre dos), y que respeten la distancia de seguridad.
  4. Atención socio-sanitaria: por parte de nuestro trabajador social, para la gestión de procesos y necesidades sociales, identificación de paciente vulnerables y/o que viven solos, así como el contacto con los centros geriátricos de nuestra zona de slaud (material de protección, incidentes, etc...); valoración de necesidades  de entrega de fármacos a fdomicilio, voluntariado,....
  5. Una atención directa y NO presencial de las necesidades administrativas y/o burocráticas de los pacientes. Realización y seguimiento de bajas laborales, adecuación y actualización de medicamentos activos, necesidades de informes y justificación partes ambulancias, etc... Se han establecido canales de comunicación, y vías de gestión no presencial para la adecuada gestión de estos procesos administrativos, evitando al máximo el desplazamiento de nuestros usuarios, manteniendo nuestra carga de actividad burocática médica y de los administrativos de nuestros centros de salud, pero facilitándoselo a los usuarios.
  6. Una atención telefónica, no presencial, de las demandas asistenciales de los pacientes de nuestra zona de salud, en la que nos hemos implicado  las unidades de admisión y profesionales sanitarios para resolver con todas las cgarantias las demandas y necesidades de los pacientes que  nos confian sus molestias por teléfono. LOs profesionales de atención primaria tenemos habilidad para la atención telefónica, somos hábiles en esto y solo necesitamos un tiempo adecuado de atención, nuestros pacientes también confian en nosotros y mucho más si garantizamos la longitudinalidad de la atención (es su Unidad Básica Asistencial -UBA- quien atiende esta demanda). En esta situación de alarma, estamos atendiendo a usuarios que nos describen sintomas de ansiedad y desesperanza  abrumados por la situación de confinamiento...
  7. Una atención telefónica, no presencial, de seguimiento de los pacientes con criterios de enfermedad y/o contacto COVID-19, desde el inicio de su sintomatología, en fase leve y moderada, así como  en los pacientes graves tras su alta y seguimiento pot-hospitalario. Y en situaciones de evolución negativa, la atención telefónica en la fase del duelo a su familia. En esta acción se incluye la respuesta a demandas de la población realizada en otros niveles asistenciales que se recogen en las agendas COVID-19 primeras, que se han desarrollado para garantizar un seguimiento 24x7x35 desde los centros de salud.
  8.  Una atención telefónica, no presencial, proactiva de aquellos pacientes que tenían cita programada en nuestras agendas antes del periodo de confinamiento, para seguimiento de procesos crónicos, deshabituación tabáquica, patología psiquiátrica, analíticos, etc.... En esta atención cabe destacar el seguimiento telefónico a pacientes vulnerables y/o que estaban incluidos en el Programa de Atención a Domicilio, con la participación de la Enfermera gestora de casos. Pacientes y cuidadores que son consultados de forma proactiva para responder a sus necesidades cotidianas y garantizar su estado de buena salud. Uno de los problemas que esta crisis nos está condicionando, es la contención sintomática y el miedo que muchos pacientes tienen a salir y/o a demorar la atención en síntomas cambiantes y/o iniciales que pueden ser importantes  para el diagnóstico de patología incidente y/o descompensaciones en esta población, y que debemos garantizar. Otras actividades que se desarrollan son la valoración de la indicación de NACO en pacientes en tratamiento con TAO con antivitamina K, que no mantienen un adecuado Tiempo en Rango Terapéutico, al que suman la dificultad de acceso a los centros de Salud.
  9. Una acción informativa por medio de las redes sociales y medios a nuestro alcance: en nuestro caso el Blog de las Sesiones de San Blas.
  10. Una colaboración comunitaria con las redes del voluntariado y agentes sociales de nuestra zona de salud, que se han volcado al acompañamiento solidario, al voluntariado y a la búsqueda de material de protección para los trabajadores de los Centros de Salud. Gracias por vuestra comprensión , gracias por vuesta entreega y gracias por tomar medidas para vuestro autocuidado y cuidado mutuo, disminuuyendo así la demanda de asistencia por problemas cotidianos de la vída diaria.
Es de interés reslatar la disponibilidad de material de apoyo para la población con patología crónica, a la hora de establecer estos autocuidados en la situación de confinamiento actual (ver semFyC y SEMERGEN):

viernes, 3 de abril de 2020

Certificado Defunción COVID-19: Centros de Salud

Ante la declaración del Estado de Alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, y siguiendo las directrices de los Ministerios de Sanidad y de Justicia, en relación con las certificaciones de defunción de fallecidos por causas naturales, y en especial en los casos con Covid-19 o sospecha de infección por este nuevo coronavirus, y de acuerdo con las definiciones propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Vocalía Nacional de Administraciones Públicas de la Organización Médica Colegial (OMC) ha fijado un procedimiento a seguir sobre las certificaciones de defunción.
En ellas, esta corporación establece que “la intervención judicial del médico forense se limitará, por tanto, a los casos de muerte violenta o en los que exista clara sospecha de criminalidad” y que “en el resto de los casos, la certificación de la muerte corresponde a los médicos asistenciales de los servicios públicos o privados de salud”. Para la emisión de los correspondientes certificados de defunción (Comunicado del GCCOM pdf):
  1. En los casos de probable infección por Covid-19  en el medio comunitario sin confirmación analítica, la OMC indica que se procede señalando:
    •  Causa inicial o fundamental de la muerte: "Covid-19 no confirmado o sospecha de infección por coronavirus”; 
    • Causa inmediata: la causa última que se considere correcta, sirva como ejemplos fallo multiorgánico, distrés respiratorio o insuficiencia respiratoria aguda”. 
  2. En los casos de de infección por Covid-19  en el medio comunitario CON confirmación analítica, la OMC En los casos de Covid-19 confirmado mediante test de laboratorio, recuerda que:
    • Causa inicial o fundamental de la muerte: deberá recogerlo de la siguiente manera: "Covid-19 confirmado”.
    •  Causa inmediata: la causa última que se considere correcta, sirva como ejemplos fallo multiorgánico, distrés respiratorio o insuficiencia respiratoria aguda”. 


Comunicación telefónica de malas noticias:

jueves, 2 de abril de 2020

EMOCIONAL-COVID-19: Centros de Salud.

 
PACIENTES QUE NECESITEN VALORACIÓN PSICOLÓGICA
Además, se han habilitado dos líneas telefónicas de orientación psicológica para la ciudadanía y
para los profesionales, por parte del Colegio Oficial de Psicología de la Comunidad Valenciana:
  •  Ciudadanía en general: 960 450 230
  • Profesionales sanitarios, cuerpos de seguridad y otros intervinientes: 960 450 231

miércoles, 1 de abril de 2020

Protegete-COVID-19: Centros de Salud.

Según el  PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA LOS SERVICIOS DE PREVENCION DE RIESGOS LABORALES FRENTE A LA EXPOSICIÓN A SARS‐CoV‐2 a 30 de marzo de 2020. En el que se establece los Escenarios de riesgo de exposición al coronavirus SARS‐CoV‐2 en el entorno laboral (tabla 1), y se especifican los Componentes del equipo de protección individual recomendados para la protección frente al nuevo coronavirus SARS‐COV‐2 (tabla 2).
En este documento se definen los criterios de manejo de contactos y personal sintomático, que pueden servirnos de orientación, pese a que estos se refieran al entorno laboral (Ver SEGUIMIENTO COVID: Centros de salud):
En función de la naturaleza de las actividades y los mecanismos de transmisión del coronavirus SARSCoV‐2, podemos establecer los diferentes escenarios de riesgo en los que se pueden encontrar los trabajadores:
  • Exposición de riesgo: aquellas situaciones laborales en las que se puede producir un contacto estrecho con un caso probable o confirmado de infección por el SARS‐CoV‐2, sintomático.
    • Personal sanitario asistencial y no asistencial que atiende a una persona sintomática
    • MEDIDAS: En función de la evaluación específica del riesgo de exposición de cada caso: componentes de EPI de protección biológica y, en ciertas circunstancias, de protección frente a aerosoles y frente a salpicaduras.
  • Exposición de bajo riesgo: aquellas situaciones laborales en las que la relación que se pueda tener con un caso probable o confirmado, no incluye contacto estrecho.
    • Personal sanitario cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con una persona sintomática, por ejemplo: Celadores, trabajadores de limpieza.
    • MEDIDAS: En función de la evaluación específica del riesgo de cada caso: componentes de EPI de protección biológica.
  • Baja probabilidad de exposición: trabajadores que no tienen atención directa al público o, si la tienen, se produce a más de dos metros de distancia, o disponen de medidas de protección colectiva que evitan el contacto (mampara de cristal y separación 2 metros). 
    • Trabajadores sin atención directa al público, o a más de 2 metro de distancia, o con medidas de protección colectiva que evitan el contacto: Personal administrativo.
    • MEDIDAS: No necesario uso de EPI. En ciertas situaciones (falta de cooperación de una persona sintomática, lo habitual): protección respiratoria, guantes de protección..
RESUMIENDO:
  1. Toda persona que entre al Centro de salud: Debe llevar una mascarilla, como mímimo quirúrgica, que ha  de cubrir boca y nariz y que ha de mantener durante toda su estancia en el centro de Salud.
  2. En caso de paciente con sintomatología respiratoria y/o que viniendo por otro motivo en punto de triaje refiera sintomatología febril y/o respiratoria previa: Se le dirigirá al punto de atención PERFIL RESPIRATORIO: con mascarilla (punto 1) y guantes
  3. Los profesionales de admisión y celador: han de estar provistos con mascarilla quirúrgica y guantes.
  4. Los profesionales de limpieza: han de estar provistos con mascarilla quirúrgica y guantes, con especial cuidado en la limpieza de consultas PERFIL RESPIRATORIO.
  5. Los profesionales auxiliares de clínica: han de estar provistos con mascarilla quirúrgica y guantes, con especial cuidado en el manejo de muestras y en la reposición de material clínico en consultas PERFIL RESPIRATORIO.
  6. El servicio de seguridad del centro de salud: han de estar provistos con mascarilla quirúrgica y guantes. En casó de que actúe en situaciones que incluyan caso no estrecho o estrecho, deberá dispones de componentes de EPI de protección biológica. 
  7. Los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con PERFIL RESPIRATORIO: Se considera "exposición de riesgo": Extremar el mantener distancia superior a 2 metros, hasta la fase exploratoria si esta fuera necesaria (pulsioxímetría puede hacerse sobre guantes). En función de la evaluación específica del riesgo de exposición de cada caso: componentes de EPI de protección biológica y, en ciertas circunstancias, de protección frente a aerosoles y frente a salpicaduras (sala acondicionada específica).
  8.  Los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con PERFIL NO RESPIRATORIO: Siempre mantener distancia superior a 2 metros, hasta fase exploratoria si esta fuera necesaria. Se considera "exposición de bajo riesgo": En función de la evaluación específica del riesgo en cada caso: componentes de EPI de protección biológica. 
  9. Los profesionales sanitarios en atención NO PRESENCIAL: Es recomendable mascarilla quirúrgica, guantes y mantener la distancia 2 mestros, en contactos con otros profesionales.
  10. No olvides preguntar a la Residencia de Mayores de tu Zona de Salud, si tienen material de protección para sus trabajadores y mascarillas para sus internos.
INFORMACIÓN DE INTERES:
Artículo AMF: Prevención de enfermedades altamente infecciosas en trabajadores y trabajadoras sanitarias: Interesante análisis, en el que destacamos su aportación para el manejo y protección de la atención domiciliaria:  recomienda que el personal sanitario que visita domicilios han de llevar máscara, guantes, bata y protección ocular. Bolsas de recogida de material y como actuar previo a la visita.
  • Las visitas domiciliarias de personas con síntomas respiratorios han de ser realizadas por dos personas, una que actúa y otra que observa-supervisa el proceso. Aquel profesional que realice la visita/exploración ha de utilizar máscara, guantes y bata siempre, y protección ocular si existe riesgo de aerosoles.
  • Tanto en la consulta como en los domicilios se ha de disponer de contenedores de residuos infecciosos y contenedores separados para los artículos reutilizables. 
  • Parece que en la autoprotección influye más la prudencia, la comodidad del EPI y la calma, que únicamente disponer de artículos de elevada calidad. 
Uso sugerido de mascarilla PS o mascarilla EPI, basado en la distancia de una persona con COVID‐19 y el uso del control de fuente (según la disponibilidad, pueden optar por utilizar niveles más altos de protección). 

Es recomendable el sigueinte esquema en la valoración de los puntos de atención y el uso de la mascarilla EPI/Quirúrgica: ver intervarlo entre (3) Mascarillas autofiltrantes o filtros fuera de plazo de caducidad; (4) reutilización ilimitada. Relacionado con  MAS a MENOR exposición, así como pantallas faciales en personal menos expuesto (6) y Máscaras completas + Filtros frente a partículas en más expuesto (1).
REFERENCIAS EQUIPOS:
  • Mascarilla EPI EN 149:  Las mascarillas autofiltrantes se rigen bajo la normativa europea UNE-EN149 y se clasifican en tres clases en función de su de su rendimiento FFP1, FFP2, FFP3. El marcado de las mascarillas autofiltrantes debe indicar siempre : Fabricante, tipo, número y año de publicación de la norma, los símbolos según la clase FFP1, FFP2 O FFP3 y la D de ensayo de obstrucción si procede.
  • Mascarillas completas EN 136: Se determinan las máscaras completas como EPI de Categoría III. Requisitos establecidos por el R.D. 1407/1992: Certificado CE expedido por un organismo notificado, adopción por parte del fabricante de un sistema de garantía de calidad CE, declaración de Conformidad, folleto informativo. 
  • Filtros frente a partículas EN 143:  Filtros-discos para partículas / EN 143.
  • Máscaras con filtros (p2 o P3) contra partículas (EN 140 / EN 143): Máscaras buconasales. Una media máscara es un adaptador facial que recubre la nariz, la boca y el mentón. Un cuarto de máscara es un adaptador facial que recubre la nariz y la boca.
  • Ropa de protección química EN 13034 o EN 14605:  Si el traje es de un solo uso, también llamado desechable, deberá aparecer la advertencia : “NO REUTILIZAR”. Los trajes desechables no protegen menos desde el punto de vista de protección química que los reutilizables, su utilidad depende de la caracterización del riesgo y su gestión.
  • Bata PS + Delantal químico EPI (PB 4 o PB 3) EN 13798 EN 14605.  La bata de laboratorio RSG proporciona una protección parcial del cuerpo, tipo 6B (sólo la parte del cuerpo cubierta). Antiestática.
  • Bata PS (con área resistente a la penetración de líquidos) EN 13795Estas son las que tenemos.
  • EPI ocular y dacial según ISO:  Los protectores oculares certificados en base a la norma UNE‐EN 166:2002 para la protección frente a líquidos1 pueden ser gafas integrales frente a gotas o pantallas faciales frente a salpicaduras (ambos, campo de uso 3), donde lo que se evalúa es la hermeticidad del protector (en el caso de la gafa integral) o la zona de cobertura del mismo (en el caso de la pantalla facial).
Las Batas Verdes Desechables, 20 g. Fabricado en polipropileno (tejido sin tejer), que también tenemos. Manga con ajuste en los puños. Ajustable mediante cordones en el cuello y la espalda: No constan en nigún punto del protocolo
Ver más información, aquí.