jueves, 30 de junio de 2016

Accesibilidad solicitud Péptidos Natriuréticos desde Atención Primaria

Lo único que se conseguirá diciendo siempre la verdad es ser siempre descubierto. Oscar Wilde
Se acaba de publicar en Revista Española de Cardiología el Documento Consenso y recomendaciones sobre el uso de los péptidos natriuréticos en la práctica clínica promovido por la SEC (Sociedad Española de Cardiología) en cuya elaboración han participado representantes del Grupo de Trabajo de Enfermedades Cardiovasculares de la semFYC, SEMES (Urgencias) y SEMI (Medicina Interna).
Su utilidad en el diagnóstico, pronóstico y seguimiento de la insuficiencia cardíaca (IC), ya fue planteada en la revista AMF 2012,8(1) por Bolivar E. y Mourelo M. indicando que la determinación del PN debía ser valorado como un test que tiene una fuerte evidencia como prueba diagnóstica inicial en pacientes con síntomas sugestivos de IC. En esta publicación se indicaba que su coste era de aproximadamente 40 euros (según el laboratorio de referencia de Cataluña). En esta misma revista en 2015 (Flor A y Arichabala MC.AMF. 2015;11(4)) plantean la utilidad de esta determinación en el diagnóstico de la Disnea Aguda. Indicándonos  Verdú JM. Domingo M. y Díaz A. en un artículo publicado en FMC (FMC. 2012;19(5):282-4) de que forma interpretar los resultados desde Atención Primaria.
En este Consenso, Publicado el 13 jun. 2016, se proporcionan las recomendaciones de uso en el ámbito clínico, incluyendo la consulta del Médico/a de Familia. Tal y como afirma José Mª Lobos, Coordinador del GdT de Enfermedades Cardiovasculares de la semFYC: "Tratándose de una entidad tan prevalente, paradigma de las enfermedades crónicas, no se concibe que hoy día no esté accesible al Médico/a de Familia, que suele ser el primer consultado a causa de la disnea, intolerancia al ejercicio y/o edemas, síntomas clave de la IC. A menudo, sobre todo en personas mayores, no es fácil discriminar si la disnea es de causa cardíaca o respiratoria. Aquí, junto con la clínica y el ECG, los PN tienen una indicación de primer orden y aportan una información de enorme valor. En el siguiente vídeo presentamos el documento de consenso sobre péptidos natriuréticos suscrito por cuatro sociedades científicas españolas.


No queremos, como en el consenso se indica, dejar de resaltar que la determinación de BNP no debe hacernos dejar de valorar al paciente, ya que pierde su utilidad sin el contexto clínico.

lunes, 27 de junio de 2016

R4 presentando el Blog

Hoy Yeney, Carly Mariado y Javier se han sentado alrededor de la mesa de la consulta médica y sin pacientes han iniciado su andadura por el Blog de Sesiones "San Blas"... iniciando las preposiciones docentes.

martes, 21 de junio de 2016

Vía subcutánea: manejo síntomas paliativos.

video
Lo más profundo del hombre es su piel. Paul Valéry
En esta sesión Javier nos mostró el material necesario para la utilización de la vía subcutánea, en el control del síntoma de pacientes domiciliarios y su manejo en el ámbito comunitario, en la sesión se plantea la alternativa de la "infusión subcutánea intermitente" como una opción de la que actualmente disponemos del material necesario y en la que la implicación de los familiares y/o cuidador permitiría su utilización desde Atención Primaria. Se indican pautas y se muestra el material necesario para la infusión subcutánea continua que no disponemos  de forma habitual en nuestro Centro de Salud.
La vía de elección para la administración de fármacos a los pacientes subsidiarios de recibir cuidados paliativos es la vía oral. Sin embargo, a lo largo de la enfermedad es posible que precisemos buscar alternativas a esta, siendo en estos casos de elección la vía subcutánea.
Considerando las limitaciones que presentan las otras alternativas (rectal, intramuscular, intravenosa), la vía subcutánea es de elección ante cualquier causa que impida la toma de medicación por vía oral.  
Es un procedimiento seguro, bien aceptado por pacientes y familiares, con el que se obtiene un buen control de los síntomas, preserva la autonomía y mejora la calidad de vida de los pacientes, y se aplica desde la Atención Primaria (AP).
Referencias de interés: